Cómo detener una ejecución hipotecaria

22 sep Cómo detener una ejecución hipotecaria

 

En este post hablaré sobre lo que debemos hacer los abogados cuando llega un cliente con una ejecución hipotecaria en fase avanzada. Y me centraré en la cuestión de las notificaciones, y en el modo en que podemos denunciar situaciones de indefensión por el cauce adecuado.

 

Acudir a la notificación por edictos sin haber agotado los mecanismos ordinarios de notificación o emplazamiento a los demandados es una práctica demasiado frecuente en los juzgados. En algunas ocasiones se produce por desidia o descuido del personal de la administración de justicia; otras, por la propia actuación maliciosa del banco, que conociendo un domicilio en el que poder notificar al ejecutado hipotecario, lo calla, impidiendo de este modo que se tenga cabal conocimiento del procedimiento judicial.

 

Las consecuencias de una deficiente gestión en la notificación de la demanda de ejecución hipotecaria tienen efectos desastroso, puesto que se impide al afectado desplegar medios de defensa y articular una oposición fundada en los motivos que establece la ley. Por eso la notificación edictal tiene un carácter subsidiario y extraordinario.

 

El último ejemplo lo tenemos con nuestro cliente, Estela, codeudora hipotecaria. Llegó al despacho con una ejecución en marcha frente a la que no cabía oposición ya que se notificó por edictos. En estos casos siempre es recomendable personarse en el Juzgado y revisar al milímetro las gestiones notificatorias llevadas a cabo hasta la fecha para poder detectar irregularidades en el emplazamiento que pudieran dar lugar a la anulación de lo actuado hasta la fecha. En el presente caso, el Juzgado de Primera Instancia nº 6 de Móstoles ha estimado, por medio de Auto de 1 de septiembre de 2015 el incidente de nulidad de actuaciones promovido por Javaloyes Legal. Simplemente, no hubo averiguación domiciliaria de uno de los ejecutados. Como he indicado anteriormente, esto, que parece impensable, ocurre con mucha más frecuencia de lo que a veces nos pensamos.

 

Por eso, y ante una situación que parece desesperada en el curso de una ejecución hipotecaria, incluyendo señalamiento para subasta e incluso desahucio, siempre hay que estudiar el régimen de notificaciones llevadas a cabo por el Juzgado. Personarse en el Juzgado. Estudiar la causa. El incidente de nulidad de actuaciones es un recurso procesal perfectamente válido para este tipo de situaciones.

 

Ana Feijóo

Abogada



    Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

    Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

    Cerrar